PRIMAVERA SOUND 2013. Viernes 24/05.

danieljohnston

Cada año, el viernes de Primavera Sound siempre supone un día especial ya que representa la llegada de un nuevo escenario a la ya de por si amplia oferta del jueves. Y no hablamos de un escenario cualquiera sino del Auditori Rockdelux donde año tras año asistimos a momentos mágicos. El Auditori ha permitido ver en años anteriores y en condiciones inmejorables a artistas como PORTISHEAD, SUFJAN STEVENS, JEFF MANGUM, NICK GARRIE, JOHN CALE o BIG STAR… Casi nada, ¿verdad?
Además, en el caso de no congeniar con el concierto de turno, se trata de un marco perfecto para echar una siestecilla y recargar pilas para el resto del día.

Lo que no cambió de un día para otro fue el intenso viento y las bajas temperaturas con las que hemos tenido que lidiar en esta edición. No se recordaba algo similar desde el lejano 2007 y aquellos conciertos como el de THE WHITE STRIPES ataviados de jersey y chaqueta. Pero basta ya de contar anécdotas de abuelo cebolleta y pasemos a recordar los conciertos del día…

Los conciertos exquisitos de folk en el Auditori son ya todo un clásico. Este año le tocaba el turno de llenar el escenario con únicamente su voz y sus guitarras (una acústica y otra eléctrica -para sacar a relucir su lado oscuro como él mismo comentó-) a ETHAN JOHNS. Este señor es un reconocido productor (gente como RYAN ADAMS, RUFUS WAINWRIGHT o CROSBY, STILLS & NASH se han puesto alguna vez en sus manos) que ha decidido cruzar la barrera y cantar y publicar sus propias canciones. ETHAN JOHNS hizo gala de una poderosa voz, exhibió una gran destreza con sus guitarras y además demostró tener gran sentido del humor (riéndose por ejemplo de si mismo y de su escaso éxito). Son conciertos como este los que hacen del Primavera Sound una cita ineludible.

No ha sido 2013 la edición más plácida de Primavera Sound. Aún siendo asiduo a la web, twitter y/o facebook del evento era complicado estar al día de todas las cancelaciones o cambios de horarios. Por ejemplo, saliendo del Auditori y encaminados hacia el escenario Ray-Ban, pensábamos asistir al concierto de los portugueses PAUS. Pero al llegar allí, los integrantes del grupo se comunicaban con el público en un castellano perfecto y las canciones no eran las esperadas. No eran PAUS sino DULCE PÁJARA DE JUVENTUD. Pequeña decepción ya que PAUS habían sido reubicados en un horario en el cual ya teníamos pensado ver otro grupo. “Vale ya de tanto rollo” estaréis pensando, “¿Qué tal el concierto de DULCE PÁJARA DE JUVENTUD?” os estaréis preguntando… Pues la verdad, tampoco os podemos comentar mucho. Estuvieron razonablemente bien pero no tan bien como para acordarse de ellos dos días después. Vamos, que de aquí una semana ni nos acordámos del nombre de la banda.

Tras el no-concierto de PAUS, tocaba primera expedición a Mordor (nombre cada vez más común entre los asistentes para referirse a la zona en la que se encuentra el escenario Heineken -y este año también el ATP-) para asistir al concierto de KURT VILE & THE VIOLATORS. KURT VILE abría el concierto con la excelente ‘Wakin’ On A Pretty Day’ tema que se encuentra en su también excelente último álbum ‘Wakin’ On A Pretty Daze’. Un inicio así es una auténtica delicia. El resto del concierto fue igualmente interesante con un KURT VILE alternando blues y psicodélia apoyado en su banda pero también momentos más íntimos en los que se encontraba él sólo encima del escenario. Un éxito.

Una vez terminado KURT VILE, tocaba volver a cruzar el recinto en sentido inverso para presentarse puntual a uno de los que se suponía iba a ser uno de los grandes momentos del festival: la presencia del inigualable DANIEL JOHNSTON en el Auditori.
Lo de la puntualidad lo dejaremos para otra ocasión ya que la larga cola para acceder a la sala y los estrictos controles de seguridad hacen que, desgraciadamente (y a menos que se haya invertido un precioso tiempo en llegar con bastante antelación para ser de los primeros en entrar), suela ser habitual acceder al Auditori con el concierto empezado en casos de gran afluencia de público.
Acompañado por el grupo BETUNIZER, y ante un público sumamente respetuoso de su figura y de su obra, apareció DANIEL JOHNSTON con una camiseta de Superman. En gran forma, interactuando y bromeando con un público entregado, JOHNSTON hizo un repaso a sus temas más conocidos y brindo una actuación brillante y enormemente emotiva. Intercalando temas a capella con otros en los que BETUNIZER le brindaba un apoyo de primera mano, DANIEL JOHNSTON nos acabo regalando un concierto de los que no se olvidan.

Uno de los discos del año es seguramente la ópera prima de MATTHEW E. WHITE, ‘Big Inner’. Una colección de delicadezas que viajan del soul al country pasando por el jazz. Un poco estilo LAMBCHOP para que os hagáis a la idea. Teniendo en cuenta esto, nos esperábamos un concierto tranquilo y exquisito. Nada más lejos de la realidad. La exquisitez estuvo presente pero para nada se trató de un concierto tranquilo. Con su grupo SPACEBOMB HOUSE BAND, MATTHEW E. WHITE aceleró sus temas, les dio más poderío, los electrificó y nos brindó una actuación soberbia de blues-rock. En el pequeño escenario Vice asistimos a uno de los mejores momentos del festival.

Poco después y en el escenario contiguo (Pitchfork) empezaba el directo de SOLANGE. Algunos la conocen por ser la hermana de BEYONCÉ… No sería de extrañar que pronto se conozca a BEYONCÉ como la hermana de SOLANGE. Ejerciendo de diva del soul, SOLANGE no dejo respirar al respectable con unos temas en los que se entremezclaban jazz y funk y en los que era imposible dejar de bailotear. Si encima eres algo así como la tipa más cool de todo el recinto y luces pelazo… ¿Quién no se va a enamorar de SOLANGE KNOWLES?

Otro cambio radical de estilo nos esperaba en el escenario Ray-Ban. Tras el bolazo que ofreció BOMBINO en la edición anterior juntando guitarra eléctrica y sonidos del Sahara, los encargados de seguir esta senda en el Primavera Sound 2013 eran TINARIWEN. Todo un acierto por parte de la organización: el blues del desierto volvió a entusiasmar. TINARIWEN fueron de menos a más y consiguieron que un público curioso que se encontraba allí a verlas venir acabará volviéndose loco bailando todos los temas como si no hubiera mañana. Y no, no se trataba del último tótem de la música electrónica. TINARIWEN demostraron que con guitarras eléctricas y buen gusto se puede llegar a los mismos (o mejores) resultados. Tremendo.

El trio británico DAUGHTER son uno de los últimos hypes provenientes del otro lado del canal de la Mancha. Entre eso y el hecho de no haber publicado aún su primer largo, el optar por ellos en lugar de otras propuestas parecía cuanto menos arriesgado y podía acabar siendo una de las decepciones del día. Por suerte, nada de eso ocurrió. DAUGHTER resultó ser una apuesta ganadora.
Liderados por la angelical voz de ELENA TONRA, demostraron ser mucho más que un hype. Imprimiendo mucha más contundencia a sus canciones, estas cobran una nueva (y superior) dimensión en directo. Si algunos pensábamos que no muchos se acordarían de DAUGHTER en pocos años, nos tenemos que comer nuestras palabras: estos chicos van por buen camino para convertirse en un grupo sumamente interesante.

Y sin que viésemos pasar la tarde-noche, nos plantábamos en el momento más esperado por muchos de los asistentes al festival: el regreso de BLUR a la ciudad condal. Pero antes de ello, una agradable sorpresa: y es que los que llegaron con algo de antelación al escenario Heineken pudieron presenciar a un mini-concierto de THE WEDDING PRESENT. Ubicados en la zona VIP que se encontraba entre los escenarios Heineken y ATP, THE WEDDING PRESENT amenizaron la espera de los presentes. Cosas como estas hacen que uno se olvide de todos los defectos del Primavera Sound.
BLUR no se anduvieron con rodeos, decidieron poner toda la carne en el asador desde el inicio y volvieron locos a sus fans empezando con ‘Girls & Boys’. DAMON ALBARN demostró encontrarse en forma y no escatimó esfuerzos para agradar al público: saltó sin parar, se lanzó al público y ejerció de perfecto maestro de ceremonias.
Algunos criticaran de que se trató de un concierto-karaoke y poco más… Pero, en el fondo, se trataba un poco de eso y no hay nada de malo en ello ¿no? Poder escuchar, vitorear y cantar los grandes éxitos de una gran banda quizás aburra a algunos hipsters pero, en ocasiones, no hay nada malo en disfrutar de un concierto cual groupie adolescente. A parte, reducir el concierto de BLUR a eso, sería no hacerle valor. ¿O no me diréis que seguir coreando ‘Oh My Baby, Oh My Baby, Oh Why, Oh My’ minutos después de que el grupo haya dejado de cantar ‘Tender’ y no permitirles pasar a otra canción no fue un momentazo de erizarse el vello?
Demostrando su categoría de gran cabeza de cartel, BLUR fueron los únicos en ofrecer un bis en todo el festival. Y menudo bis señores: ‘Under The Westway’, ‘For Tomorrow’, ‘The Universal’ y para terminar ‘Song 2’ por si algún inconsciente se había adormilado. En definitiva, una hora y media de puro placer al alcance de muy pocos.

Anuncios

Un comentario en “PRIMAVERA SOUND 2013. Viernes 24/05.

  1. Menudo puntazo debió de ser encontrarse con The Wedding Present.

    A tu completísima crónica sólo puedo añadir que, vía streaming, pudimos comprobar que Jesus & Mary Chain siguen como siempre: puesta en escena de lo más insípida que únicamente compensan con algunas canciones enormes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s