WILCO (Barcelona, 02/11/2011).

Valoración: 10

No confundamos la infalibilidad con la asepsia, ni la ejecución más precisa con la maniobra fríamente calculada. No caigamos en la tentación. Pero, en el caso de WILCO, ¿cómo caer? La actuación que el sexteto de Chicago ofreció el pasado miércoles en Barcelona reventó cualquier reproche que la crítica especializada, siempre incómoda ante el éxito, quiera atribuirle. Tras tal exhibición, la tentación habría de ser la de replantearse las etiquetas que acostumbramos a atribuir a la música de WILCO, porque en su concierto hubo tanta energía, tanto sentimiento, tanta poesía, tanta electricidad, tantos matices y tal grado de perfección, que ya no vale con aquello del alt country, y casi se queda corto hablar de “música”: lo del miércoles en el Palau de la Música de Barcelona fue ARTE. Fue especialmente propicio, por tanto, que el escenario fuese el hermoso edificio modernista diseñado por Domènech i Montaner, donde la banda debutaba tras haber actuado en sus anteriores visitas a Barcelona en Razzmatazz, el Primavera Sound (en tres ocasiones) y l’Auditori del TNC.

Arrancó la velada con JONATHAN WILSON, que en su presentación en directo confirmó todo lo bueno que se le intuye en su ‘Gentle Spirit’ y dejó un magnífico sabor de boca en los asistentes con su música entre el preciosismo folk y el rock sureño. A eso de las 22.30 horas aparecieron TWEEDY, STIRRAT, CLINE, SANSONE, JORGENSEN y KOTCHE, quienes no necesitaban presentación, aunque fue evidente que entre la audiencia, especialmente en la zona de platea, abundaban los novatos. Para todos ellos la tormenta sonora que estaban a punto de presenciar, ese torrente de rock & roll, americana y pop, debió ser algo abrumador: tocaron de inicio la arrebatadora ‘One Sunday Morning’, síntoma del notable protagonismo que tuvo su reciente álbum, ‘The Whole Love’, y le siguieron otros 25 temas que permitieron a la banda exhibir su poliédrica personalidad.

Fueron más de dos horas en las que hubo tiempo para recuperar los grandes clásicos (‘I Am Trying to Break Your Heart’, ‘Via Chicago’ o la maravillosa pareja que formaron ‘Jesus, etc’ y ‘Ashes of American Flags’) y para lucir las piezas de orfebrería, entre las que sin duda destaca la gigantesca ‘Impossible Germany’. Incluso le dieron el gustazo a uno de los asistentes de atender a su petición e interpretar ‘California Stars’, único respiro que permitieron en un bis que fue pura electricidad y que se cerró con ‘Heavy Metal Drummer’, ‘Monday’ y ‘Outtasite (Outta Mind)’. Y así, con 2.000 personas en pie, coreando aquello de “Oé, oé, oé” que tanta gracia le hace a JEFF TWEEDY, la banda se despidió de Barcelona.

Fue un hasta pronto, seguro, pero la espera se hará larga.

Anuncios

4 comentarios en “WILCO (Barcelona, 02/11/2011).

  1. En la Rolling Stone, sobre el concierto de Madrid comentaban “Jeff Tweedy ¿con bombin a lo Sabina?” Imagino que el que escribió la crónica no fue y sólo vio la foto o estaba en primera fila y desde abajo no distinguía el tipo de sombrero. En cualquier caso…

    Gran crónica, jejeje. A ver si dejo de currar todo el dia y me pongo a escribir la madrileña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s