Viñarock 2007

Viñarock 2007, Benicàssim 27-28-29 de abril de 2007.

por Gerard Llopart
La odisea del Viña

Cambio de ubicación repentino, polémica hasta el final, el caso en los juzgados, amenazas, cruce de declaraciones y encima la previsión de lluvias en la nueva ubicación. La última edición del Viñarock ha lucido más por lo extramusical que por lo musical de cara a los medios, pero que nadie se equivoque: había música. Y ha sonado muy bien.

El principal protagonista de este fin de semana ha sido la lluvia, desluciendo el festival y provocando el caos más absoluto tanto en el recinto del festival como en las zonas de acampada y la población de Benicàssim en general. Benicàssim, acostumbrada ya a la invasión de jóvenes en pleno verano por el FIB, recibió este año un nuevo contingente de jóvenes, mucho más grande que los habituales del FIB, con la ilusión de disfrutar de un fin de semana de ensueño con grandes actuaciones y fiesta, mucha fiesta. Lo que ha quedado claro es que la gente venía a disfrutar y así lo hizo la mayor parte del público asistente. Ni la lluvia, ni el frío, ni los diversos problemas generados a raíz del mal tiempo han podido con una masa ávida de ver a sus grupos favoritos y a actuaciones muy esperadas.

Y Manu batiendo récords

Así pues, el viernes empezaba el festival a media tarde con La Pulquería y Runic . Les seguirían las actuaciones de La Mala Rodríguez, que presentaría su nuevo disco Malamarismo. Los veteranos Medina Azahara y la mediocre Bebe calentaron motores para lo que tenía que ser la gran actuacion de la noche y uno de los reclamos del festival.
Manu Chao ofrecería un concierto confirmado con antelación, aunque bastante corto para lo que es habitual en él. Era una confirmación muy importante y se consiguió como regalo por el cambio de ubicación con el cartel ya anunciado y con mucha gente con el abono comprado. Además, Manu tocaba el mismo fin de semana en el Coachella Festival, en la costa oeste de Estados Unidos. Aun con todo, Manu Chao volvió a ofrecer noventa minutos de fiesta, alegría y diversión ante un público que rompería el récord de asistencia y al que poco le importaría el mal tiempo que en aquellos momentos azotaba el recinto. Como es habitual en Manu, cada concierto es diferente, una consecución de canciones, de consignas y de cambios repentinos que conforman un concierto irrepetible e inolvidable cada vez. Con un repertorio adecuado, se llevó el gato al agua y la gente se quedó con ganas de más. Nadie quería que aquello terminara. Salvo Rosendo, que tenía la dura tarea de mantener el nivel exhibido por Manu y cumplió con creces. No tardó demasiados minutos en iniciar el concierto y empezó a disparar clásicos y algunos temás más nuevos. Finalmente, Barón Rojo, que está de celebración, cerraba el primer día de actuaciones con un concierto muy centrado en sus primeros trabajos, como homenaje a su cumpleaños como banda. Un show clásico y con sabor añejo que cerraba un primer día bastante exitoso a pesar del mal tiempo.

El caos se apodera del Viñarock

Tras una mañana en la que no cesó de llover salvo algún rato, salió el sol y la gente recuperó la sonrisa. Todo parecía indicar que gozaríamos de un sábado excelente, con mucho sol y calor. La Troba Kung-Fú, el nuevo proyecto del ex-líder de Dusminguet Joan Garriga, empezaba las actuaciones en el escenario Repubblica bajo un sol de justícia. Tenía algunos problemas con el sonido y con el acordeón, pero eso no impidió que ofrecieran una buena colección de rumba, sonidos latinos y mediterráneos que tuvieron su punto álgido en canciones como Loco & Motora y Cumbia Infierno. Le siguió el punk-rock de los vascos Kaótiko, que con un público entregado, tuvieron un concierto plácido y muy entretenido, al que siguió el flamenco y la rumba de Calima, una formación para muchos desconocida y que convenció a tantos otros.

Fue en ese momento, entre el concierto de Calima y Los Suaves, cuando empezó lo que más tarde sería el caos. Una fina lluvia más molesta que otra cosa, cayó sobre el concierto de Los Suaves, con un Yosi más viejo que nunca y borracho como siempre. Siempre será una caricatura, pero este sábado era la caricatura de su caricatura. Sonriente y con ganas de pasarlo bien, hizo botar a un público que coreaba sus canciones y aplaudía todas y cada una de sus palabras. Quizás faltaron algunos clásicos de la banda como Pardao o No Puedo Dejar El Rock, pero no dejó de ser un buen concierto, con grandes momentos como Si Pudiera.
Koma salían al escenario New Rock con un tiempo que ya que amenazaba seriamente y que ya empezaba a hacer mella en mucha de la gente, pero no en Koma, que empezaron fuertes y así siguieron hasta el final, con una lluvia cada vez más contundente, que provocaba que la gente se amontonara en las carpas de bebida. El resto, al aire libre, mojándose pero saltando y brincando con El Markés de Txorrapelada, Akí Güele Como Ke Han Fumao, Bienvenidos a Degüelto y Mi Jefe, que terminaría el concierto bajo la cada vez más espesa lluvia y casi a oscuras, con el cielo negro.

Y el caos llegó. Mientras Mägo de Oz y Arianna Puello se preparaban para salir al escenario, un apagón generalizado en todo el recinto dejó a oscuras al público, que ya venía aguantando mucho hasta aquél momento y explotó. Se asaltaron las barras de los escenarios principales, el concierto de Mägo de Oz se suspendió cuando apenas había empezado y en el escenario Sennheiser, dedicado al rap, se produció otro apagón. Como consecuencia, se anularon los conciertos en los demás escenarios y tan solo el el escenario Sennheiser seguía con sus conciertos. En medio de ese temporal de viento, lluvia y frío, la mayoría de la gente optó por marchar a sus tiendas o cualquier sitio donde pudieran estar a salvo del mal tiempo y seguir con la fiesta.

Los más rezagados y valientes siguieron ahí de pie, con Arianna Puello en el escenario animando al personal y agradeciendo su presencia aun a pesar del tiempo. Poca gente delante del escenario y los demás en la carpa que había en ese escenario. Llegando al final del concierto de Arianna, cuando parecía que la lluvia remetía, no sólo no cesó sino que empeoró aún más la situación. En esa situación, de la poca gente que quedaba se fueron yendo muchos más, así que para el concierto de Sólo Los Solo había cuatro gatos que disfrutaron con un show de rap y funk, comandados por Griffi, que levantó los ánimos del poco público que resistía, con un concierto centrado básicamente en su último disco, Todo El Mundo Lo Sabe, además de un par de canciones de Quimera como Supra B.Boy 2015 y Bugasistema. A medio concierto, el temporal paró y la gente volvió para terminar de disfrutar del show de los Solo y ansioso por ver a Violadores del Verso. Los maños tardaron en aparecer, pero una vez empezó su actuación, la gente se olvidó de todo y empezó a disfrutar como nunca. De hecho volvió la lluvia, pero a nadie le importaba, ahí estaba todo el público gritando como loco todas y cada una de las canciones que Violadores tocó, sobre todo cuando sonaron los clásicos. Un pequeño freestyle y un Maestro Sho Hai entregado al público que tuvo que ser arrastrado por Lírico, terminaban una actuación que volvió locos a los presentes. Llegaría el sevillano Tote King, el otro gran nombre del sábado en ese escenario, para seguir en su línea. Buen concierto con sus grandes temas, pero le faltaría una vez más algo de soltura, más desparpajo. Quizás el tiempo y que es un mc que necesita una sonorización excelente para sonar bien hicieron que no sonara todo lo bien que debería.

Gran final de fiesta

Y el domingo se despertó con un cielo gris y con pinta de seguir con el temporal del sábado. Un par de intentos de lluvia fueron rápidamente cortados por un sol que empezó a hacer acto de presencia y que poco a poco fue secando la zona, pero sobre todo fue animando a la gente, que recuperó la ilusión, más aun cuando pudo resarcirse de la noche anterior con la posibilidad de ver algunas de las actuaciones canceladas. Así pues, Siniestro Total tocarían a las 15:30 y muchos pudieron disfrutar con ellos una última vez quizá.
Los brasileños Ratos de Porao, unos clásicos del festival, empezaron a calentar el ambiente y el público presente, con muchas ganas de fiesta, empezó a desfasar. Los brasileños, que cumplen 25 años, lo dieron todo. La nueva banda de Pipi, el ex-miembro de SKA-P, The Locos con su ska-punk festivo animaron a un gran público, dispuesto a pasarlo bien sí o sí. Con algunos temas clásicos en clave de ska más sus temas y los disfraces de Pipi, lo dejaron todo listo para una serie de conciertos que conformarían el grueso del festival. Macaco, presentando aún Ingravitto, ofreció un gran concierto, con un público en comunión con la banda, que ofrecería pocos temas, pero mucha improvisación y alargando algunos temas. Todo listo para Soziedad Alkohólika. Los vascos dieron un golpe en la mesa y la destrozaron. Una hora de clásicos, una masa enfervorizada y una banda que venía con más ganas que nunca, pues de nuevo la AVT quiso impedir su actuación. Ironía del destino, a continuación tocaría una leyenda de la música vasca, Fermín Muguruza, a su vez también censurado por la AVT. Tras su proyecto jamaicano, volvía a los escenarios con la Afro-Basque Fire Brigade, con la que repasaría muchos de sus temas así como algunos clásicos. La gente enloqueció más que nunca, y el final fue apoteósico con Dub Manifest, Gora Herria y la mítica Sarri, Sarri.

Por si fuera poco, tras los vascos llegaron Reincidentes, con mucho clásico también a sus espaldas. Con Vicio se llegó al punto máximo, pero los otros clásicos no se quedaron atrás. Y después de tanta marcha, tocaba cambiar un poco. Ojos de Brujo apareció al escenario, empezaron con un zapateado y Marina animó a un público que reunía en sus primeras filas a una ingente cantidad de chicas, que coreaba todas y cada una de las letras, aunque el concierto tuvo mucho más de instrumental que de vocal, centrándose mucho en Techari y Bari. Siguiendo con el flamenco, tocó Pata Negra, una formación histórica, aun con Rafael Amador dirigiendo la banda y ofreciendo un flamenco-blues de alto voltaje que quizás no tocó en la hora más indicada. Aun así, gran actuación que daría paso a uno de los mejores conciertos del festival. Skalariak, que presenta en esta gira un tema nuevo, Ska Republik, empezó con mucha fuerza y un público histérico y más festivo que nunca. Con una olla generalizada en todo el público, se amontonaba en las primeras filas, donde todo el mundo cantaba las letras. Tocando muchos de sus clásicos y convirtiendo sus temas más reposados en ska festivo y combativo, el público enloquecía cada vez más hasta que Sólo Vivir terminaba con una hora de mucha diversión y emoción.

Cerrarían el festival uno de los grupos de moda, Los Delinqüentes, que al son de sus clásicos y de un tema que ya han hecho suyo como es Alcohol…concentrarían a todo el público asistente. Un concierto multitudinario y festivo que daría por terminado un festival que ha pasado por todo en un fin de semana para recordar, tanto para lo bueno como para lo malo.

Lo que le depara el Viñarock en sus próximas ediciones lo sabremos con el tiempo, por ahora nos quedamos un fin de semana que a pesar de la lluvia ofreció un puñado de grandísimas actuaciones, en parte gracias a una lluvia que no hizo mella en gran parte del público y que emocionó a los grupos, que veían como sus fans resistían a pesar de las inclemencias del tiempo.

Anuncios

8 comentarios en “Viñarock 2007

  1. Pingback: » Viña Rock 2007 » Spacebom Blog

  2. Yo este año no he podido ir, aunque me hubiera gustado. Una pena lo de la lluvia pero bueno, parece que disfrutasteis.

    Por cierto, a Sinkope no los vistes ¿no?

  3. ¿Y a G5?

    Siempre que pienso en un concierto de Manu Chao me viene a la mente multitud de gente y lluvía incesante. Lo mismo pasó aquél año que tocó en las fiestas de la Mercé.

    Sarri Sarri en directo debe ser grandiosa…

  4. G5 fue una lástima, pero fue uno de los conciertos suspendidos el sábado y al estar de gira no podían tocar al día siguiente, como Mägo de Oz y Elbicho

    Ya te digo, con Ramoncín y lo del año pasado, más lo de éste…bárbaro :D.

    A Sínkope no los ví, a esas horas aprovechábamos para comprar algo y beber un rato, pasar por el baño :P y así estar listos para la sesión non-stop de conciertos que tocaba, y para tener siempre esa primera fila :).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s